El primer campeonato mundial de fútbol

En 1928, la FIFA decidió la realización de un torneo de fútbol profesional de nivel internacional. Entre los muchos países candidatos a celebrar el envento, se eligió a Uruguay que, además de sus éxitos deportivos, iba a celebrar el Centenario de la Jura de la Constitución.

Sin embargo, muchos países europeos rechazaron participar, argumentando los altos costes del viaje. Así, solo Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumanía acudieron.

El torneo contó con 13 participantes y el país anfitrión fue el ganador.